Elevación del producto

Elevación – Vea en qué forma elevamos los sacos, independientemente de la ubicación o del material. El sistema automático de vaciado de sacos LaborSave posee el mecanismo más avanzado de elevación en la industria, asegurando máxima eficiencia, ausencia de desperdicios de material y seguridad total.

 

Una vez que el pallet con los sacos entra en la plataforma de carga, una serie de sensores robóticos controla automáticamente todo el proceso de elevación.

.1El dispositivo de agarre cae para recoger los sacos a una velocidad de más de un metro por segundo. A medida que el dispositivo de agarre se acerca a los sacos, el sistema se enlentece automáticamente para que el dispositivo se pose suavemente sobre la capa superior de sacos.
.2Una vez que el dispositivo se posa sobre la capa superior de sacos, sus garras toman los sacos en un ángulo que sólo produce un agujero en la parte superior del saco; así se previenen pérdidas de contenidos o ruptura del saco al elevarlo.
.3Las garras toman los sacos de la capa superior, independientemente del número de sacos, configuración, orientación o posición. Los sacos pueden ponerse en cualquier dirección o ángulo y todos ellos serán recogidos y elevados para su corte y vaciado.
.4Cuando el dispositivo de agarre eleva la última capa de sacos desde el pallet, existe la posibilidad de mantener los sacos en el aire hasta completar una inspección visual para asegurarse de que no hay trozos de pallet u otros contaminantes pegados en la parte inferior del saco. Luego de la aprobación visual, las bolsas son llevadas a cortar. (Se trata de un implemento opcional que puede no ser considerado.)
.5Una vez que el dispositivo de agarre haya procesado los últimos sacos, el sistema capta automáticamente que sólo queda el pallet vacío y ordena automáticamente al dispositivo la detención de la operación.

Todo el sistema LaborSave está ubicado dentro de un bastidor de rejilla, rígido y seguro. Puesto que la plataforma de carga es la única área "abierta" del LaborSave, los sensores en el costado crean un sello invisible que cierra automáticamente la máquina en caso de que algún objeto entre a la plataforma durante la operación.  La velocidad a la que el sensor es capaz de cerrar el dispositivo de agarre, es suficiente para prevenir daño por alguna caída, o por poner una mano dentro del área de la plataforma de carga.